Cultura

Estrenos: Kill Boy. Miércoles 3 de julio.

Bill Skarsgård (It, John Wick 4) protagoniza esta trepidante película de acción con altas dosis de humor negro y ultraviolencia producida por Sam Raimi (Posesión infernal, la saga Spiderman)

KILL BOY llega a los cines españoles este miércoles 3 de julio. La disparatada ópera prima de Moritz Mohr está protagonizada por Bill Skarsgård (It, John Wick 4), que interpreta un guerrero sordomudo entrenado para derrocar una dinastía tiránica.

Acompañan a Skarsgård actores de la talla de Yayan Ruhian, protagonista de la saga de películas de acción The Raid, Famke Janssen (Venganza), Sharlto Copley (Distrito 9), Michelle Dockery ("Downton Abbey") Brett Gellman ("Stranger Things") y Jessica Rothe (Feliz día de tu muerte). 

KILL BOY es un espectáculo salvaje de una calidad visualmente arrolladora repleto de humor negro, acción frenética, artes marciales y ultraviolencia que cuenta con el sello de Sam Raimi (Posesión infernal, la saga Spiderman) en la producción. El guion corre a cargo de Tyler Burton Smith (Kung Fury 2, Muñeco diabólico) y Arend Remmers (Snowflake, “Oderbruch”).

La película lleva el género de la acción y las artes marciales a otro nivel. Según Raimi «La película destaca por la combinación de los increíbles movimientos de cámara de Moritz [Mohr] y las coreografías de las peleas que ha ideado Dawid [Szatarski]. Da gusto ver el resultado».

KILL BOY tuvo su estreno mundial en la sección Midnight Madness en el Festival Internacional de Cine de Toronto y esta misma noche inaugurará la primera edición del PUFA (Pucela Fantástica), festival centrado en cine fantástico que tendrá lugar en Valladolid.

Sinopsis:

El joven sordomudo Boy (Bill Skarsgård) decide enfrentarse a la matriarca de la familia Van Der Koy, una desquiciada dinastía que tiene a toda la población sometida bajo su yugo. Tras vivir una trágica infancia, un enigmático chamán le ha convertido en un instrumento de venganza listo para hacer justicia. Para llevar a cabo su cometido, Boy se unirá a un peculiar grupo de rebeldes que desean acabar con el sistema corrupto que domina la sociedad. ¿Una misión suicida? Boy está más que preparado para una buena dosis de acción y ultraviolencia.

El director, Moritz Mohr, explica que la trama y el estilo visual de la película se inspiran en características de los videojuegos más punteros, además de las películas de acción coreanas, el anime japonés y el género de terror y fantasía clásico. «Soy gamer de toda la vida y he intentado imbuir esa locura y diversión en este filme», comenta.