Vacaciones de ensueño en las casas de Menorca.

Imprimir
Ver acceso
Public
Alias
vacaciones-de-ensueno-en-las-casas-de-menorca
Captcha
captcha
Categoría (principal)
Created by alias
Deshabilitar comentarios
disable_comments
Mostrar parámetros
display_params
ID
1384
Version information
item_screen
JImages
jimages
JUrls
jurls
Idioma
Todo
Language associations
lang_assocs
Parámetros del estilo
layout_params
Elegir estilo
layout_selection
Metadatos
{"robots":null,"xreference":"","author":"","rights":""}
Notify owner
notify_owner
Notificar a subscriptores
notify_subscribers
Permisos
perms
Publicar abajo
0000-00-00 00:00:00
Publicar arriba
2017-07-20 16:37:21
Configuración SEO
seoconf
Información de zona horaria
timezone_info
Versiones
versions
Publish changes
vstate
Imagen
Subtítulo
Video
Colaboran
Código
+ Información

Si bien es cierto que cualquier momento del año es bueno para irnos de vacaciones, algo tiene la combinación de sol y calor con frescor del mar o de una piscina que a todos, o al menos a un número considerable de personas, les resulta muy atractiva. En otras palabras, tenemos en mente no solo que el verano es la época ideal para disfrutar de un merecido descanso del trabajo o los estudios, sino que nada rejuvenece mejor que la caricia de las olas o del agua limpia y azulada del cloro bajo los rayos de un sol ardiendo. Esto tiene, en cierto modo, una explicación casi biológica, porque el ser humano se siente feliz cuando hay luz en vez de oscuridad y cuando siente la tibieza del buen tiempo, y no el frío azote de la lluvia, la nieve o el viento helado del invierno, sin desmerecer en absoluto el hecho innegable de que hay personas que prefieren ese clima. No obstante, es cierto: las vacaciones de sol y playa son divertidas, sanas e ideales para eliminar el estrés y los malos pensamientos.

Ahora bien, cuando un apasionado de este clima pretende seleccionar vacaciones de sol y playa, viene lo difícil: ¿adónde ir? Obviamente, esa pregunta parte de una mucho más general, aunque muy pocos se atreven a hacerla en voz alta: ¿cuánto dinero me puedo permitir gastar? Permítanme recordarles una cosa: no viven en Islandia, Noruega o el norte nevado de Rusia, sino en España, tierra de sol y de arena, quizá de las mejores costas de toda europa. Por lo tanto, ¿por qué irse demasiado lejos? Si tienen la suerte de vivir en una de esas costas, aprovéchenla, y si no... Bueno, si no, me gustaría hablarles de una alternativa ideal y divertida a los caros hoteles de tres, cuatro o cinco estrellas: las casas de Menorca. Probablemente estén pensando que algo llamado simplemente casa no puede ser mejor que algo llamado hotel u apartamento, pero les aseguro que las apariencias engañan.

Porque estas villas, si les suena más bonito así, son grandes, cómodas, suelen estar en primera línea de playa, tienen piscina y son ideales para unas vacaciones en familia, con amigos o con la pareja. Al menos si es lo que ustedes van buscando: un entorno cálido, quizá isleño, para pasar unas vacaciones a medio camino entre la piscina y el mar.