Los botines, un calzado desde siempre para siempre.

Imagen
Subtítulo
Video
Colaboran
Código
+ Información

Si la historia de la humanidad se remonta a más de 2 miillones años, en África, en el Paleolítico. Tras ello llegó la revolución agrícola en el neolítico, unos 8.000 años antes de cristo.

Pues bien, aunque muchos no lo sepan, el calzado y más específico, los botines, aparecen hace unos 15.000 años.

En las pinturas rupestres que se pueden encontrar en las cuevas españolas y del sur de Francia, podemos observar unos botines, realizados en cuero, que era el calzado que llevaban nuestros antepasados.

Los botines, para aquellos que puedan tener dudas, es ese calzado que tiene forma de bota, pero cuya caña es baja, cubre el pie y el tobillo.

30dbotinfinalesxix

En el siglo XIX es cuando comienza a tomar cuerpo este complemento para su uso femenino. La Reina Victoria solicita, allá por 1840, a su zapatero la confección de una bota, botín que le cubría poco más que el tobillo, para poder pasear por su palacio de Balmoral. Surge antes el botín en su uso femenino que la bota de caña alta. Habrá que esperar casi 30 años en el que comienza, por un lado, a popularizarse la bota para mujeres en la nobleza, y que el botín comience a extenderse entre las clases menos pudientes de la sociedad.

Tradicionalmente el botín de señora, de tacón alto, ha sido siempre un complemento que ha transmitido sensualidad. El uso de botines con medias transmite una atracción a la que es difícil de resistirse.

Pero no todos los días son fiesta, no todos los días podemos ir con botines de 12 cm. El estrés del trabajo, la necesidad de correr y por supuesto de ir elegante y sensual, nos lleva a volver a recurrir a esa fantástica pieza que es el botín, pero necesitamos que se aplane.

Las mujeres que luchan día a día, que trabajan en un mercado laboral que no permite desfallecer optan por el uso de ese tipo de calzado, por comodidad, por atractivo, pero a los que se le rebaja unos centímetros dejándoselos casi planos.

Los botines con cordones planos para mujer hoy los podemos encontrar de forma fácil en muchas de las zapaterías físicas o virtuales que podemos encontrar paseando por nuestras calles o la red.

Hablando con responsables de tiendas de zapatos como los de asaizapaterias nos comentan que “los botines planos resultan ideales para utilizarlos en tu día a día. Para ir a trabajar, a la Universidad o cualquier cita”. Complementan de manera perfecta con “cualquier tipo de pantalón, sea liso o un vaquero”.

El botín femenino no ha dejado de estar de moda desde esos inicios del siglo XIX que ya una reina observó lo interesante que eran para pasear por su palacio.