Economía

Featured

La IA y los datos, aliados contra el cambio climático

El cambio climático se ha convertido en una de las mayores amenazas globales de nuestra era, impactando a comunidades en todo el mundo. En este contexto, la inteligencia artificial (IA) y los datos se han convertido en herramientas poderosas en la lucha y prevención contra este fenómeno.

Para Enric Quintero, CEO de Datarmony, “la capacidad de recopilar, analizar y actuar sobre grandes cantidades de datos nos permite entender mejor los patrones climáticos, predecir eventos extremos y desarrollar estrategias de adaptación más efectiva a nivel mundial”.

El equipo directivo de Datarmony atiende a medios de comunicación para entrevistas y hablar sobre la compañía, el talento y el futuro de la Inteligencia Artificial.

El cambio climático se ha convertido en una de las mayores amenazas globales de nuestra era, impactando a comunidades en todo el mundo. En este contexto, la aplicación de algoritmos de IA en modelos climáticos permite una mayor precisión en las predicciones, lo que facilita la toma de decisiones informadas a nivel local y global.

El cambio climático preocupa por varios aspectos. Según la NASA, la temperatura promedio de la superficie de la Tierra ha aumentado aproximadamente 1.2 grados Celsius desde finales del siglo XIX. Además, la concentración de CO2 en la atmósfera ha superado las 415 partes por millón, un nivel sin precedentes en la historia humana moderna.
 
“Los datos y la inteligencia artificial se consolidan como aliados ineludibles para nuestras comunidades. En este contexto, la capacidad de recopilar, analizar y actuar sobre grandes cantidades de datos nos permite entender mejor los patrones climáticos, predecir eventos extremos y desarrollar estrategias de adaptación más efectivas”, explica Enric Quintero, CEO de Datarmony.

 
La IA no solo ayuda a comprender los impactos del cambio climático, sino que también ofrece soluciones innovadoras para abordarlos de manera proactiva. Además, los datos generados por sensores remotos, dispositivos IoT y otras fuentes contribuyen a monitorear y gestionar recursos naturales de manera más eficiente.
 
"La recopilación de datos en tiempo real nos permite evaluar el estado de los ecosistemas, la calidad del aire y del agua, lo que es fundamental para diseñar estrategias de conservación y reducción de emisiones”, finaliza Quintero.
 
La importancia de los datos para un futuro sostenible 
 
En un mundo donde la urgencia climática demanda acciones concretas, las empresas reafirman su compromiso de seguir impulsando soluciones innovadoras basadas en IA y datos para enfrentar el cambio climático.
 
“La IA puede mejorar significativamente la capacidad de predecir eventos climáticos extremos, como tormentas, sequías e inundaciones, lo que permite una planificación y preparación más efectivas para reducir el impacto en las comunidades vulnerables”, cuenta Enric Quintero, CEO de Datarmony. Y agrega: “Con un enfoque centrado en la colaboración entre sectores y comunidades, desde Datarmony buscamos contribuir de manera significativa a la construcción de un futuro más sostenible y resiliente para todos”. 
 
Además, los algoritmos de IA pueden optimizar las estrategias de mitigación de riesgos, como la gestión de recursos hídricos, la planificación urbana y la gestión de desastres naturales; ayudando a desarrollar modelos predictivos y sistemas de control inteligentes para optimizar el uso de recursos y minimizar el impacto ambiental.
 
“La IA puede catalizar la innovación en tecnologías sostenibles, como energías renovables, agricultura inteligente, movilidad urbana y gestión de residuos. Al aprovechar grandes volúmenes de datos y técnicas de aprendizaje automático, podemos desarrollar soluciones más eficientes y rentables para abordar los desafíos ambientales y promover un desarrollo económico sostenible”, finaliza Quintero.