Desiree Rodriguez Calero  Flamenco Insights by Merengue de Córdoba (Incl. entrevista video)

    Imagen
    Subtítulo
    Una mujer vinculada por cuna al flamenco, una mujer que lucha por defenderlo. Una emprendedora cultural.
    Video
    Colaboran
    Código
    + Información

    Ser mujer, en nuestra sociedad actual, todavía no es fácil. Miles de trabas se plantan delante de sus caminos para poder trabajar, emprender o aspirar a mejoras profesionales. Esto es lo habitual, esto desgraciadamente es el día a día. Pero, peor aún, es ser una empresaria cultural, y si encima, su emprendimiento es el mundo del flamenco, apaga y vámonos.

    Ser descendiente de una de las familias más importantes de este ámbito tampoco ayuda mucho.

    A Desiree Rodriguez Calero le corre por sus venas lo mejor del flamenco de Córdoba, Andalucía y España. Su padre, Merengue de Córdoba -uno de los guitarristas más importantes de nuestro país-. Su madre, Concha Calero -baile flamenco como concepto puro-. Ambos, durante años, han exportado nuestro patrimonio cultural, el flamenco, por los cinco continentes.

    Ellos crearon, hace más de 25 años, la primera academia profesional de flamenco en Córdoba. Los mejores guitarristas y bailaores pasaron por sus aulas para aprender o mejorar en su trabajo, en su arte.

    Desiree quiere con Flamenco Insights continuar con aquel trabajo y aportar nuevas tendencias en un concepto para atraer visitantes turistas o visitantes culturales a nuestra ciudad, a nuestra provincia.

    “Quería hacer algo diferente a lo que fuera un tablao. Un poquito diferente para que la gente supiera que es la cultura del flamenco y que pudieran tener una inmersión en ésta”

    Este proyecto va más allá de los desarrollos habituales, se ha pensado con un planteamiento de no sólo ver a los artistas trabajando, sino que también se quiere que los espectadores pasen al espacio de actuación y se interrelacionen con ellos.

    ¿Cómo está la enseñanza del flamenco?

    Yo llevo muchos años enseñando. Es muy diferente a la etapa que a mi me toco anteriormente. En mi academia yo tengo una edad media de 30 años. Hay muy pocas niñas pequeñas, no sé por qué.

    Tengo mucha gente que lo tengo como un hobby, prefieren venir aquí que ir al gimnasio.

    ¿Se está perdiendo el baile flamenco?

    Para la gente mayor, no. Creo que lo está perdiendo la gente joven.

    Desiree entiende que el flamenco es una disciplina y no comparte que los más pequeños, niños de tres o cuatro años, puedan ir a jugar a sus aulas.

    No comparte, después de su dilatada trayectoria profesional como bailaora y profesora, con algunos profesores de academias que los niños son muy pequeños para dedicarles una hora al baile. “Que venga cuando tenga cinco o seis años”

    La gente joven de hoy, nos comenta, no quiere la disciplina que significa el aprender flamenco, el tomárselo en serio. Recuerda que ella, junto a los estudios obligatorios, dedicaba un importante número de horas al baile. Junto a sus compañeras de academia, entonces, tenían una forma de vida.

    Hoy tener una academia de baile, de flamenco, no es fácil. Hay mucha competencia y no se valora que tengan títulos, premios o relevancia alguna para seleccionar donde se va o no a recibir esas clases.

    “¿Cómo compite una escuela que al mes te cuesta cincuenta euros, o para niños cuarenta, - ya que sus profesoras tienen importantes títulos académicos y de flamenco- con un colegio que está dando clases por 15 euros al mes? Es muy difícil. Lo único que tienes es que hay una categoría y la gente sabe que aquí se aprende, si o si”

    Algo tiene que evolucionar en este mundo de la formación, quizás haya que empezar a dar -como ocurre en la gastronomía- estrellas, guitarras o tacones que representen según su número el nivel de enseñanza de dicha academia de formación flamenca.

    “Debería de catalogarse las academias, e incluso los espectáculos de flamenco. Deberíamos tener algo grande de referente, en el flamenco, en Córdoba. Si vamos a Madrid hay tablaos referentes, si vamos a Sevilla los hay”

    Como empresaria ve que habría que diferenciar claramente aquellos espectáculos que son para irse a tomar una copa, de los que tienen que ser claramente atractivo turístico y cultural para los visitantes de Córdoba y su provincia.

    Los espectáculos en Córdoba están de capa caída. “Conozco mucha gente muy buena de Córdoba que ha tenido que irse a Madrid. Porque allí les paga bien”. Uno de los motivos es que aquí, muchos de los espectáculos, son gratuitos. Aquí se devalua nuestro flamenco y por supuesto a nuestros artistas, ya que la gente no valora aquello que se da sin pagar por ello.

    Un bien tan importante, dentro de nuestro patrimonio cultural, debería de estar más reconocido por todos.

    La situación actual del flamenco aquí deberá de acabar pronto. No podemos minusvalorar, como lo estamos haciendo, a esta importante enseña cultural de Córdoba, Andalucía y España.

    “La gente no contratará flamenco en Córdoba. Lo contratará en otras ciudades: Granada, Sevilla y Madrid.”

    Flamenco Insights

    “Nació cuando cerré el tablao que tuve en Bodegas Campos. Eché la vista atrás para ver que podía ofrecer que no había. Junto a mi padre di muchos cursos internacionales y la gente disfrutaba más de éstos que del mismo show. La gente cuando ve que aprende, cuando ve que participa pues entonces es que lo vive”.

    Desiree ha creado un nuevo concepto, absolutamente diferencial, y que se encuentra en su primera fase, de atraer un turismo cultural de trascendencia.

    “Lo primero que hago es ubicar a los visitantes en el sitio. Ustedes están en la primera escuela de flamenco de Córdoba. De donde han salido casi todos los bailaores, cantaores y guitarristas de Córdoba. Fue la primera porque no había otra”.

    Esta academia nació en 1975, cuando unos amigos de Merengue y Concha Calero les ofrecen montarla. La diseñaron como un curso escolar y cuando acababa se iban a dar cursos y shows por el mundo.

    Tras la ubicación de los asistentes a Flamenco Insights se les muestra un documental sobre la historia de la academia, del flamenco y de la cultura flamenca. Tras ello se realiza un taller inmersivo, un taller distinto de enseñanza de este arte. Los talleres pueden ser de cante, baile o toque. Primero los profesionales nos muestran los principios básicos, pero tras ello son los asistentes los que se introducen en la clase, los que como dice la profesora Rodriguez Calero, se meten dentro.

    “Queremos que después del show ellos disfrutan como se hace. El flamenco lo tienen al lado de ellos. Participan con los profesores y se hacen fotos con ellos.”

    Se ha diseñado, además, una versión con degustación o comida tradicional cordobesa, tras la clase, en una típica taberna de Santa Marina. Así como se ofrecen servicios más vips, de tal manera que se invita a profesores especiales para impartir clases importantes a determinados clientes. Tanto por la temática o profundidad de la clase impartida como, por supuesto, el idioma.

    Es un proyecto que tiene que avanzar y que hará que avance de forma importante también la oferta de cultura que esta ciudad tiene que ofrecer para que los visitantes tengan mayores atractivos para venir y pernoctar.

    © 2017 Informativo 30 Días en. All Rights Reserved. Designed By La Quinta Rosa