Nuestros amigos, nuestros perros.

Imagen
Subtítulo
Conseguir la mejor convivencia a través del adiestramiento.
Video
Colaboran
Código
+ Información

Muchas son las muestras de amor, de cariño, que diariamente se pueden ver por las calles de las ciudades de toda España.

Ciento de miles de personas pasean, cuidan, tratan, con un profundo amor a sus amigos, más que mascotas. Pero es necesario prepararlos para esa convivencia como hace Dos Adiestramiento canino en Madrid.

La sociedad actual donde la soledad, en cierta manera se está imponiendo. Donde no conocemos ni a nuestros vecinos del rellano, llevan a muchos ciudadanos a volcar su cariño en los animales que tenemos en casa.

La vida con ellos es la vida del trabajo y colaboración. Las escuelas de adiestramiento llevan a esa manera de avanzar juntos, para que ambos comprendan que nunca caminaran solos.

La vida en común con un perro nos hace enfrentarnos a esta de una manera más optimista. Los ojos que mira a su compañero, a ti, hace que veas el día de otra manera. El perro que está acompañando enseña el significado de palabras como honestidad y lealtad.

Adiestrar a nuestro perro, ¿Qué es?

Adiestrar es mucho más que enseñar a cumplir y obedecer las ordenes que su compañero humano le dé. Más allá de normas y deberes. El adiestramiento es convertirse en su mejor amigo.

Cuatro son los puntos principales que tiene cualquier adiestramiento.

-          Respeto. El propietario, el compañero del perro, debe de entender que trata con un animal. No puede querer humanizarlo.

-          Cognición. Es imprescindible una enseñanza basada en pautas de psicología cognitiva.

-          Emoción. Adiestrar será gestionar los diferentes estados emocionales del perro.

-          Y por último, se conformará el equipo. Trabajar, disfrutar y avanzar. El perro y el humano juntos, en colaboración.

¿Qué se consigue con el adiestramiento?

Muchos e importantes son los objetivos que se alcanza con el adiestramiento de nuestro perro.

Una educación idónea, realizada por profesionales, llevará a que el perro sea más feliz y equilibrado. Respetará los límites y las normas de convivencia, dentro y fuera del hogar común.

Conseguirán los adiestradores que el perro obtengan las posturas idóneas en cada momento. Sentarse, tumbarse, no tirar de la correa o acudir a la llamada serán algunas de esas opciones.

Ellos y sus compañeros humanos conseguirán disfrutar de una experiencia de actuar y hacer equipo.

Madrid, y alrededores, ya dispone de importantes profesionales que a domicilio o en sus instalaciones puedan adiestrar a los canes para una mejor convivencia.

Cuando uno tiene un perro ya no es uno, se convierte en dos.

Menu Especiales

Opinión

Alto Guadalquivir

© 2017 Informativo 30 Días en. All Rights Reserved. Designed By La Quinta Rosa

Menu Comarcas