Las medidas imprescindibles de seguridad en locales y oficinas

Imagen
Subtítulo
Instalar extintores CO2 en los establecimientos comerciales
Video
Colaboran
Código
+ Información

 

Los establecimientos comerciales son el espacio donde muchos trabajadores y trabajadoras desarrollan sus trabajos de forma diaria. Muchas son las horas que estos están rodeados de productos y mercaderías que aún no siendo altamente inflamables cualquier aparición de un incendio puede producir desgracias económicas y, aún peor, personales.

Es imprescindible que estos espacios de trabajo estén perfectamente cubiertos contra la posible situación de que dichos productos se encuentren con una situación de incendio. Todos los locales y oficinas deben comprar extintor de dióxido de carbono.

El uso de este tipo de extintores es el más ampliamente recomendado para su uso en pequeños comercios, las propiedades que tiene este gas lo hacen el más altamente recomendable. Al ser un gaseoso no combustible que no reacciona de forma química con la inmensa mayoría de sustancias le permite ser el compañero que nos asegura la extinción de la más amplia variedad de incendios.

El funcionamiento de este tipo de extintores es fácil y accesible para todos. Al ser un gas que se encuentra comprimido dentro de la botella de extinción no necesita de ningún otro componente o producto para su descarga sobre el fuego.

Otra de las ventajas que tiene este gas CO2 es la no conductividad de la electricidad, con lo cual su uso en incendios de oficina, por ejemplo, donde la carga eléctrica puede ser altísima como el perfecto candidato para nuestra seguridad.

Por último, una de sus ventajas es la limpieza. Aunque no tiene relación directa con la tranquilidad ante un fuego si nos lleva a que puede ser usado y no tendremos la necesidad de realizar una limpieza posterior en la zona que se ha usado.

Extintores de CO2 recomendaciones de uso.

Al comprar un extintor CO2 varias son las consideraciones que deberemos de tener precaución de seguir para el perfecto funcionamiento de este.

Cuando se produce una descarga de estos extintores aparecerá una nuble blanca ya que se crearán pequeñas partículas de hielo seco (CO2 sólido).

El gas se encuentra a una alta presión en el interior y al usarlo se produce frío. Este genera una condensación acuosa que se unirá a la producida por el dióxido de carbono.

Es muy importante recordar que el cuerpo humano admite una cantidad máxima de concentración de CO2 en la atmósfera que estemos respirando.

La concentración habitual es de sólo el 0,03% lo que nos hace llevar una vida plena. Si la concentración aumenta en el espacio cerrado en el que nos encontramos pueden sufrirse importantes perjuicios para la salud.

Nuestro organismo soporta hasta el 9% de concentración antes de caer inconsciente. Ellos nos llevan a tener especial cuidado del uso del extintor en espacios cerrados para no aumentar esas concentraciones.

Otro apartado importante es recordar que la capacidad de enfriamiento del dióxido de carbono es muy baja, por lo que en caso muy excepcionales -fuegos de clase A no superficiales- puede llegar a ser muy difícil enfriar el combustible para que se apague el incendio.

© 2017 Informativo 30 Días en. All Rights Reserved. Designed By La Quinta Rosa