La importancia de un buen colegio, los colegios privados

    Imagen
    Subtítulo
    Video
    Colaboran
    Código
    + Información

    Uno de los aspectos más importantes dentro de la vida de nuestros hijos y que pasa por ser decisión de los padres, es elegir el colegio donde queremos que los eduquen. En este aspecto, los colegios privados ganan por goleada a los colegios públicos en varios aspectos.

    La enseñanza y la formación de nuestros hijos, es un tema muy importante como para dejarlo pasar a la ligera. De esta formación, va a depender en buena medida el futuro que tengan y no hay nada mejor como un trato personalizado y unos buenos valores para conseguir ser una persona de provecho que labre su camino en la vida.

    En un colegio público, eres un número, mientras que en un colegio privado, tienes un nombre y un apellido. Sin duda estamos ante una educación más personalizada y más centrada en el alumno, que ayuda a resolver sus inquietudes y que lo orienta de una mejor manera de cara al futuro. El trato directo entre alumno y profesor es de vital importancia y puede ayudar a resolver muchos problemas que afectan a la adolescencia. 

    Existen un buen número de colegios privados en Madrid y los que los han probado, no pueden estar más de acuerdo con los resultados. A parte de los buenos resultados académicos que estos ofrecen, proporcionan una experiencia inolvidable para los alumnos. 

    La educación a nivel público tiene muchas lagunas. El profesorado, al tener asegurado su plaza, no dispone en algunos casos de los conocimientos actuales necesarios para llevar a cabo una buena educación, muchos profesores muestran apatía y encuentran su trabajo como un mero trámite para ganarse la vida de alguna manera, mientras que en los colegios privados este empleo suele ser una vocación, la vida de un profesor entregada a su alumno, donde disfruta transmitiendo sus conocimientos ve cómo va completando su formación.

    Los colegios privados, también pueden presumir de unas mejores instalaciones, algo que será imposible de disfrutar en un colegio público debido a la gran cantidad de alumnos que estos suelen tener. Equipos informáticos de última generación o las más modernas técnicas de enseñanza, posibilitan una educación más avanzada y bilingüe para ponerse a la altura de los mejores colegios de la unión europea.

    El que haya menos alumnos por clase, permite una enseñanza más directa o particular, de hecho es como si nuestro hijo realmente estuviera teniendo clases particulares. A parte, las continuas evaluaciones con los padres o la comunicación directa con ellos, ayuda a conocer mucho mejor el progreso de sus hijos, así como las necesidades que estos tienen, cosa que en un colegio público es mucho más complicado de tener.

    Ni que decir tiene que también en un colegio privado se evitan los casos de bullying que por desgracia están tan de moda en los colegios y se fomenta un ámbito mucho más familiar, cercano y saludable. En definitiva, cuando estamos hablando de la educación de nuestros hijos, siempre tenemos que mirar lo mejor. 

     

    © 2017 Informativo 30 Días en. All Rights Reserved. Designed By La Quinta Rosa